Movemos hacia el futuro

Porque está ahí: Enfrentando el reto 2020

Publicado el 28 mayo, 2020



Un día como hoy, el 29 de mayo de 1953, después de pasar una de las noches más duras de su vida, sin dormir, en el frío absoluto a 28,000 pies de altura, Edmund Hillary de Nueva Zelanda y Tenzing Norgay, un Sherpa de Nepal, se convirtieron en los primeros exploradores en alcanzar la cima del Monte Everest. El evento fue celebrado por todo el mundo, coincidió con el día de la coronación de la Reina Isabel II, quién los nombró caballeros más adelante ese año.

32 años antes, en 1921, se documentaba la primera expedición para llegar a la cima, con numerosas expediciones que le siguieron. Cientos de personas perdieron su vida en el intento, aún después de aquella histórica llegada a la cima de Hillary y Norgay, incluyendo 19 personas en 2015, que murieron en una avalancha seguida de un terremoto y 10 más en 2019.

En esta crisis de salud, con la economía al borde del colapso, miles de negocios se han visto forzados a cambiar la forma como operan, de un momento a otro. Miles de empleos se han perdido, la incertidumbre reemplazó las agendas y el miedo las conversaciones, y muchos simplemente se han detenido, esperando que “la situación se arregle”.

En este día, debemos reflexionar sobre esa histórica llegada a la cima del 29 de mayo de 1953, después de 32 años de intentos fallidos, cientos de vidas perdidas, fortunas y reputaciones destrozadas. Personas que subieron, para nunca regresar. Expediciones que quedaron varadas en medio de tormentas. Noches interminables en el frío, para personas que no vieron el amanecer. El resultado: cientos más que siguieron intentando, y lo siguen haciendo hasta hoy.

La “situación” no se va a arreglar de un momento a otro, las reglas del juego ya cambiaron, y no volverán a ser las mismas, estamos en una nueva realidad, y debemos despertar. El reto está ahí, como una montaña que se levanta a la altura de nuestra atmósfera, a la que vuela un avión comercial, con las temperaturas más bajas de la tierra, sin oxígeno para respirar, donde el clima es impredecible y peligroso. Es probablemente el reto más grande que nos tocará enfrentar en el transcurso de nuestras vidas. Está ahí, y no se moverá, debemos preparar la expedición y planificar el viaje a la cima. Algunos no llegarán, y muchos ni siquiera lo intentarán.

Luego de uno de varios intentos frustrados, un periodista le preguntó al explorador George Leigh Mallory por qué quería escalar el Everest, a lo que simplemente respondió: “Porque está ahí”.

Artículos Relacionados